Seguidores

domingo, 30 de enero de 2011

Año del gato, la libre o el conejo


Este jueves 3 de febrero, con la Luna nueva de Acuario se inicia el año nuevo en China con un festival de la Primavera y celebraciones que durarán 3 días…
Este año 2011 le corresponderá gobernar al gato, la liebre o el conejo.
¿Por qué a 3 animales si siempre es uno? 
Cuenta la leyenda que cuando Buda convocó a los animales a la reunión para distribuirlos en el zodiaco, únicamente llegaron 12 y a cada uno le asignó la gubernatura de un año, excepto al gato que, por querer hacer un bocado de la ratita, lo condenó a compartir su reinado con la liebre o conejo.
Ya en ese momento el tierno micifuz mostraba las uñas y desde ahí que persigue al roedor con serias intenciones de devorarlo.
El Gato es un ser tan suave y diplomático que difícilmente genera sentimientos negativos. Su apariencia dulce y relajada provoca confianza en los demás y es muy fácil sentirse a gusto con él, por eso se espera que este año sea agradable en muchos aspectos.
La gran flexibilidad que posee el felino abre las puertas a los grandes cambios que vienen en el aspecto social y económico. Adaptación será la clave.
La natural tendencia a remolonear del gatito podría provocarnos un sentimientos de comodidad que no permitirá que demos nuestro mayor esfuerzo en las cosas que queremos lograr. Nos tomaremos todo con mucha calma y los difícil o desagradable se irá postergando ¿Para el año del Dragón?  Quién sabe.
La vida social será abundante y buscaremos la manera de pasarla bien compartiendo con los demás gratas veladas. Los gobernantes se reunirán con la excusa de buscar manera de mejorar el mundo, pero servirá más bien para hacer contactos y discutir temas que no provoquen escozor porque el gato detesta los enfrentamientos y los temas conflictivos se evitarán hasta que algún acontecimiento nos tome por sorpresa y demos una de esas volteretas que suele dar este mágico felino.
Será un año lleno de oportunidades. Tendremos 7 vidas para todo y, por muy difícil que se presente la caída, no hay que temer: siempre caeremos parados.
Muchas apariencias se vienen abajo porque el gato es el gran cultor de la imagen, para ellos las horas que pasan frente al espejo son sus mayores aliadas. Los que cultivan la imagen de dulces gatitos y debajo esconden un león o un tigre durante este año quizás se le caiga la careta… Hay que estar preparados para más de alguna sorpresa durante este periodo.
Solo me queda saludar a algunos mininos muy queridos que empiezan a realizar sus sueños ahora: La Mane que en 2 semanas se convierte en madre por 1era vez, a la Clo que se casa el sábado con su Príncipe Matías, Y a Cristián que parte el 20 de marzo a Barcelona a terminar sus estudios de Diseño. Todos ellos inician etapas nuevas en su vida y les deseo lo mejor que se pueda vivir en una longeva vida gatuna.


Me®

martes, 18 de enero de 2011

Espiritualidad



La espiritualidad es un tema que atañe a la humanidad entera. Todos, de alguna u otra manera estamos conectados con esta característica que no siempre es bien comprendida. La mayoría concibe la espiritualidad con el asistir a ritos religiosos y eligen ser espirituales los domingos de 11 a 12 del día o los miércoles de 19 a 21 hrs. Otros creen ser espirituales porque han leído a Coelho, Chopra, Tolle etc. y con eso se sienten muy evolucionados… Para otros es tener ciertos poderes psíquicos o leer algún oráculo y es así como van, desde tarotistas a cartomantes asegurando ser videntes y por eso tener el cielo ganado… Otros dicen que la espiritualidad está en vivir de lo más conectados con sus emociones, especialmente las negativas porque eso es ser “fieles a la esencia”… Otros la viven como un total ascetismo en donde la frugalidad es la clave… Para otros es ser seguidores de algún gurú famoso vivo o muerto…Y hay quienes la viven meditando largas horas... Creo que todos hemos pasado por algunas de estas etapas espirituales para luego comprender que la espiritualidad es simplemente vivir en comunión íntima con nuestro espíritu sin olvidar que estamos encarnados en un cuerpo y habitamos en un planeta llamado Tierra… 

Todas las actividades mencionadas arriba no son más que herramientas para lograr alcanzar al SER espiritual, pero no la espiritualidad en si...
La espiritualidad no es una actividad mental así que podemos parafrasear a Krisnamurti, Osho, Gurdgief, Drunvalo, etc. y no estar conectados con la esencia divina que todos llevamos. No podemos vivir la espiritualidad a través del intelecto, pero si podemos manifestarla a través de él.

La espiritualidad no nos niega nada: Podemos comer, bailar, reír, llorar, enojarnos, tener sexo o ser célibes, ser ascetas o mundanos y disfrutar de todo lo que la vida nos ofrece, pero el ser espiritual sabe que todo eso es temporal, que un día partirá y se convertirá en un recuerdo para los seres amados y su vida habrá sido nada más que ese guión que separa la fecha de nacimiento de la fecha de defunción en su lápida…

Ser conscientes de que estamos de paso por esta vida nos conecta con nuestra realidad espiritual y comprendemos que hemos sido invitados a este banquete que es la existencia terrenal y que tenemos a nuestra disposición mesas repletas de experiencias para vivir y compartir, pero  cosa rara en este banquete la mayoría se queda sentado mirando y criticando a los pocos que pasan a la mesa y disfrutan de todos esos manjares llamados experiencias…
La espiritualidad es algo muy personal y no todos podemos vivirla de la misma forma. Cada cual tiene un modo distinto de conectarse con su lado espiritual y no existen fórmulas. Como la vive Coelho le sirve solo a él y como la vive tu vecino es su propio método…

¿Cómo se reconoce a un ser verdaderamente espiritual?

Se reconoce porque simplemente ES…

Ha retornado al origen y por eso es capaz de expresar originalidad tanto en su decir como en sus actos, no necesita copiar a nadie porque es un ser creativo. 

Vive de acuerdo a su propia filosofía, respetando los márgenes de los demás.

No actúa buscando agradar al resto sino que ser fiel a si mismo.

Escucha su voz interior y no la de los demás, aunque eso no le impide aceptar las razones de otro.

Son personas que no pasan desapercibidas porque poseen gran magnetismo y bastará que entren a una habitación para llenarla de luz.

Serán amadas u odiadas pero generarán fuertes emociones de aceptación o rechazo. Un ser humano tibio difícilmente podría ser espiritual.

Ante todo será una persona natural, sin mayores artificios porque ser espiritual es ser y sentirse parte de la naturaleza…

Me®

Autor: Mercedes Vivar

lunes, 17 de enero de 2011

Interrogantes...



 

**.¸¸.**•.¸¸.•**.¸¸.**.¸¸.**.¸¸.**

"Los interrogantes más sencillos

son los más profundos.

¿Dónde has nacido? ¿Dónde esta tu hogar?

¿A dónde vas?

¿Qué haces?

Plantéatelos

de tiempo en tiempo,

y observa como cambian

tus respuestas."

Richard Bach

**.¸¸.**•.¸¸.•**.¸¸.**.¸¸.**.¸¸.**


Me®

miércoles, 12 de enero de 2011

El Mar...



Diego no conocía la mar. El padre, Santiago Kovadloff, lo llevó a descubrirla.
Viajaron al sur.
Ella, la mar, estaba más allá de los altos médanos, esperando.
Cuando el niño y su padre alcanzaron por fin aquellas cumbres de arena, después de mucho caminar, la mar estalló ante sus ojos. Y fue tanta la inmensidad de la mar, y tanto su fulgor, que el niño quedó mudo de hermosura.
Y cuando por fin consiguió hablar, temblando, tartamudeando, pidió a su padre:
-¡Ayúdame a mirar!

Tomado de “El Libro de los Abrazos” de Eduardo Galeano


Cuantas veces ante la grandeza que se impone ante nuestra mirada sentimos que no nos alcanzan la vista para mirar la magnitud de esa obra y necesitamos que nos presten más ojos para poder apreciar toda esa maravilla... 
Yo deseo que ante tus acciones, los que te observen, exclamen como Diego: ¡Ayúdame a mirar!

Mer


domingo, 9 de enero de 2011

Apegos...

La vida me hizo varias malas jugadas, tal vez cobrándome algo que no pagué como debía.

Quedé inserta en el libro de la Tierra, partida de bautizo, registro civil, tarjeta de identidad, cédula de ciudadanía, pasaporte…ahí queda inscrita mi identidad, mi nombre, mi fecha y lugar de nacimiento, mis padres y abuelos.

Uno nace solo, desnudo y así es, no debe haber apego sino por lapsos en que se requiera.

Sin embargo no lo sabía como ahora que la vida me pasa la cuenta de cobro; pero, me apegué a la familia básica, mi madre, padre y hermanos. Luego me apegué a la vida, me entristecía mucho la idea de tener que morir. Me hermané con mi colegio y no lo quería dejar, hasta planear el convento para seguir en ese mundo. Conocí las células humanas de la izquierda, la gente comprometida con lo social y político, a ése mundo me aferré, a los modelos de los 60. Enamorarme varias veces, casarme, pasos cortos, pero tener hijos proyectados además con nietos, eso me generó el más fuerte apego porque venía del instinto maternal; ahora sí que lo entiendo “Tendrás a tus hijos con dolor” el castigo a Eva, el costo de haber nacido mujer.

Si me pregunta ¿qué quieres? quiero volver a mi origen y estar sola, como cuando nací. Quiero regresar al infinito de donde vine. La manera la encuentro en la serpiente que el zorro le enseña al Principito. La manera de lograr el paso es a través de la muerte, lo cual me enfrenta al mayor apego que generamos al nacer: la vida! luchar contra la muerte y permanecer viva, aunque no sea lo mejor para mi felicidad, en el purgatorio del dolor, la decepción y el enfrentamiento con las miserias de los humanos, envidia, codicia, pereza, lujuria, ira, gula, vanidad…

Creo que debo empezar a desenvolver la madeja del proceso de mi presencia en este plano. Inicio con desapegarme de la descendencia y volver a estar sola en pareja, luego a la soltería regresar a la política y ahí romper con ella, entrar a mi convento, devolverme paso a paso en los años de mis hermanos y padres…hasta regresar de nuevo a mi origen, hacer el conteo de 61 a cero.

Siento haber pasado por la misión que se me encomendó, dejar huella, plantado semillas y tener que regresar sin verlas florecer, eso era parte del pacto, nada era para mi.

Tomaré el tren de regreso y emprenderé el camino de desandarlo, ya es el tiempo.

Sara Gomez


sábado, 1 de enero de 2011

La Vibración del Emperador

2+0+1+1=4

El año que recién se inicia estará regido por la vibración del Nº 4 que en el Tarot corresponde a la carta de El Emperador, arquetipo de la estabilidad, el orden, la estructura y lo tangible…
El Arcano 4 es una energía muy potente cuando queremos concretar cosas así que si andamos en esas este año será muy propicio para alcanzar todas las metas que nos hemos propuesto.
Durante estos 365 días que iniciamos hoy, podrás construir tu Imperio que no tiene que ser conquistando tierras sino tu propio espacio en donde tú serás quien gobierne. Puede ser crear tu propio negocio, un espacio de trabajo tuyo en donde seas tú quien pone las reglas, decoras el lugar, eliges como se va a llamar, seleccionas a tu personal etc. Recuerda que a diferencia de los reyes que heredan el poder, un emperador se lo gana en buena lid así que tendrás que ser tú quien salga a conquistar ese imperio con el que sueñas.
El Emperador te está invitando a poner orden en tu vida porque quizás el año de La Emperatriz te dejó un gran caos. Es hora de dejar atrás etapas inestables, de tirar a la basura lo que no sirve, de limpiar las ventanas para poder ver claramente hacia afuera, de podar ese jardín florido que es tu constante germinar de ideas… Llegó la hora de poner límites…
Lo bueno es que el Arcano 4 te concede mucha responsabilidad así que llegarás todos los días a la hora al trabajo y en la Universidad no te perderás ninguna clase. La comida estará servida en la mesa a su hora y los niños harán sus deberes sin protestar.
El Emperador ejerce mucho dominio sobre los otros así que mucho ojo con intentar  esclavizar a las personas o querer imponer tus puntos de vista a como de lugar.
Quienes por Numerología son 4 y tienen como arcano personal la carta de El Emperador cierran un ciclo importante en sus vidas e inician otro en esta eterna rueda que es la vida... No les asegura un año como muchos llamarían "bueno", pero si muy crecedor en el aspecto espiritual.

La misión del año: Aprender a ser magnánimos y generoso, sin abandonar la autoridad ni la  firmeza con aquellas personas que depende de ti, tal como lo sería un padre con sus hijos.

¡Te deseo un Imperio muy féliz este 2011!

Me®

Déjanos tu huella...