Seguidores

viernes, 29 de octubre de 2010

El Regalo...

ڿڰۣڿڰۣڿڰۣڿڰۣڿڰۣڿڰۣ
La mente intuitiva es un regado sagrado
y la mente racional es un fiel sirviente.
Hemos creado una sociedad que honra
al sirviente y ha olvidado el regalo.

Albert Einsten
ڿڰۣڿڰۣڿڰۣڿڰۣڿڰۣڿڰۣ

Me®

jueves, 28 de octubre de 2010

El poder de la pasión



Quizás porque nací con varios planetas en Escorpio y en casa 8 es que le doy gran importancia a la pasión… y puedo ver como levantan las cejas pensando que haré un relato triple x… pero lamento desencantarlos –no voy por ese carril–  hablo de la pasión como esa fuerza poderosa que nos arrastra a cumplir un cometido, esa que no es tan popular como la pasión sexual guiada por el instinto, pero es la misma fuerza… usada con voluntad.

La pasión es una energía tan poderosa, una fuerza que nace desde lo más profundo de tu ser y va indicándote el camino que debes seguir. Es tan potente que se parece a la obsesión, pero no te estanca sino que te hace avanzar.
Es un entusiasmo elevado al millón porque eres incapaz de detenerte una vez que la estás sintiendo. No tienes control sobre esta fuerza tan poderosa que suele ser inspiradora y de una alta frecuencia que impulsa a elevarnos a lo más alto.

Los grandes artistas han sido unos apasionados de sus obra y esa fuerza los ha motivado cada día a trabajar hasta ver plasmados sus sueños en una placa de marmol, granito o hierro, en un gran lienzo o en una sala de cine y ver culminado su trabajo de expresión.

Es la presencia de la pasión que hay dentro de ti lo que te impulsa a alcanzar tus sueños. La pasión es clara y precisa, jamás se andará con rodeos y siempre te dirá de frente: esto es lo que haremos y de esta forma y desde ese instante no habrá quien pueda detenerte. Es una energía tan arrolladora que impedirá que mires a los lados para ver u oir las impresiones de otros… Solo te arrastra… te lleva y te hace inmensamente feliz porque saca lo mejor que hay en ti… te conecta con la esencia, te impulsa a crear, a concretar, a no escatimar en recursos para lograr lo que te has propuesto y te enseña el valor de ti mismo.

He conocido bien pocos seres apasionados, por desgracia he estado rodeado de seres más bien robóticos, esclavos de este sistema y por eso mismo aprendí a reconocer a quiene llevan pasión dentro de si mismos y los seguí con la esa misma pasión porque que me inspiraron. Así como no se puede ignorar esta fuerza cuando nace dentro de uno, tampoco podemos ignorar a esos pocos seres apasionados que van por la vida jugándosela por sus convicciones, por su trabajo o por alcanzar una meta.

¿Cómo se detiene la pasión? Es como intentar contener todo un río o más bien, apagar un incendio. Es dificil porque la pasión es similar a una hoguera que consume todo a su paso –insisto, no hablo de pasión sexual– nadie permanece ajeno a esta energía que nace en lo profundo del ser y hace que tus días estén llenos de vida, te despierta, te mantiene consciente.
Cuando estás bajo la influencia de la pasión nada puede detenerte y he observado a muchos artistas –los más apasionados– trabajar hasta tres días seguidos, sin dormir para ver los frutos de su creación.

Creo firmemente que Dios es el más apasionado de todos los seres porque no paró en siete días hasta ver su Creación terminada y se esmeró tanto el el detalle que para mi es el Gran Artista y un maestro de la pasión.

Creo que alguien incapaz de sentir pasión está muerto en vida porque la vida sin pasión se convierte en una mera existencia.

Un abrazo a mis lectores apasionados... y a los no tanto también...

Me® 

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

♫ ♥ ♪ Japi berdei tu llú ♪♫♪ ♥


Anteayer fue mi cumpleaños y decidí que este año celebraría de manera muy especial mis … titantos años de vida en este planeta azul.
Desperté muy temprano y medité acerca de lo significativo que es cumplir 25 años (en cada oreja jaja…) Me di un baño y me senté al sol junto a la ventana… Hace mucho tiempo que quería “no hacer” y me propuse que este aniversario era el momento ideal. Apagué el teléfono y me entregué a ese no hacer tan beneficioso para el alma.
Desde niños nos enseñan que todo está afuera y por eso “celebrar” significa una fiesta con todos los amigos y familia reunidos alrededor, pero de eso ya hice bastante y este año quise regalarme este día solo para mi.
No saben lo maravilloso que puede llegar a ser el saber que ese día es solo tuyo y que nada ni nadie lo interrumpirá… Un día celebrando desde dentro… Un día para celebrar mi vida con todo el corazón.
Todo aquel que se ha buscado sabe lo que cuesta encontrarse y una vez que lo hacemos conocemos lo que es la verdadera felicidad… Un sentimiento de paz… de plenitud… Nada te falta porque te tienes a ti misma… Nada necesitas porque todo está dentro de ti… Aprendes a valorar tus virtudes y tus miserias porque son parte de ti y herramientas para el crecimiento… Aprendes que nunca más volverás a estar sola porque caminas de la mano con tu alma, con tu espíritu y aprendes que nada importa de lo que opinen los demás: Tu vida es tuya y la vivirás a tu manera y haciéndote cargo de ella… Aprendes a seleccionar a tus amigos y separas el trigo de la paja molida… Nada te turba… Nada te espanta… Con solo tú bastas…
Por la tarde volví al mundo y sentí que había renacido… Recibí saludos, contesté llamadas y esta noche comeré tortita con mis amigos más cercanos y el domingo es el día que celebraré en familia con el almuerzo familiar que yo no prepararé…
Siempre es bueno celebrar el estar vivos, pero ningún día es mejor que hacerlo en el cumpleaños, el día en que naciste y que el Sol retorna al mismo punto en que estaba al momento de tu nacimiento… Este año viviré la energía de Tauro, por Rev.ʘ y me preparo para disfrutar de la vida…
Gracias a todos los que acompañan y a los que se han ido quedando en el camino también porque con su paso me dejaron enseñanzas… Gracias al Cielo y al cuarteto maravilla (Mike, Gabo, Rafa y Uri)* que me regalonean, sin olvidar al Meta** que me remece cada tanto…
Me siento un ser muy afortunado y si tuviera que volver a nacer recorrería el mismo camino, aún con los dolores que he tenido, porque con toda la experiencia que me dejaron, se ha construido este ser humano capaz de aceptarse con su yin y su yang… Soy afortunada... Soy  bendecida todos los días y por eso doy Gracias a la vida, que me ha dado tanto…

Me®

* Miguel, Gabriel, Rafael y Uriel
** Metatrón

viernes, 22 de octubre de 2010

Cosas del Ego



Me produce cierta hilaridad cuando las personas dicen: “Yo no tengo ego” o “Tengo súper trabajado mi ego”  porque eso demuestra la falta de conocimiento que se tiene respecto a sí mismos y de Mr. Ego.

Nadie que camine por estos valles fértiles de la Tierra puede no poseer ego ya que es parte del aprendizaje terreno. Cuando nos entregan el paquete de la encarnación viene incluido un pequeñísimo ego, que nosotros nos dedicamos a inflar. Alguien que no posea ego equivale a pasearse desnudos por las calle mostrándose ya que usamos al Ego para cubrirnos ¿de vanidades? A veces…  Pero principalmente nos acorazamos bajo un ego porque somos inseguros y creemos que ser lo que somos no gustará a los demás y el ego nos da la falsa sensación de seguridad. Sin esa capa de ego como se enfrenta a sus compañeros del colegio y más tarde a los del trabajo, como plantea sus puntos??  Como dije en un posteo anterior, el ego es un instrumento para manejarnos en la tridimensionalidad, y en si no tiene nada de malo. Lo malo está en identificarse completamente con él.

El ego es como una coraza que todos llevamos porque no hemos desarrollado la capacidad de mostrarnos. Vivimos cubiertos de estos egos para sentir que somos parte de este mundo y así defender un lugar que nos pertenece por derecho propio.

Hay egos de todos tamaños, colores aromas y sabores… Hay tantos egos como seres humanos y hasta aquellos que creen no ser egos lo son.
La mayoría tienes sus egos con el aspecto: “soy bonita y sexy” y con sus estudios: “soy ingeniero, y me hace importante porque es mejor que ser albañil… etc. pero hay egos patriotas: “sho soy argentino ché”…  ó “Eu sou o maior país do mundo”. También tenemos egos sexuales: “es que yo lo tengo más grande” en los hombres, y “es que mi marido me dice que yo soy tan especial, que jamás me engañará con otra porque nadie está a mi altura” en las mujeres… Jajaja…  Hay egos intelectuales, egos filiales, egos profesionales, egos costumbristas, egos maritales, egos emocionales, egos, egos, egos, egos… El mundo está dominado por los egos.

Yo también tengo mis egos y son enormes… pero los tengo como mis fieles servidores a los que acudo en caso de necesidad. Los conozco y reconozco  y de vez en cuando descubro un nuevo ego dentro de mi repertorio egoico y lo saludo, le digo cuales son las reglas de convivencia conmigo. Le dejo muy claro que está a mi servicio y que será mi complice en ciertas situaciones y nada más… Pero sé que no son parte de mi escudo protector pero que no son “yo”. Me divierten mucho mis egos y me son necesarios para poner los límites cuando es preciso hacerlo.

Como he dicho o escrito antes, no hago una apología de Mr. Ego, pero lo acepto, es parte de mi humanidad… No se aún vivir sin ellos y mientras tanto convivo con mis egos y se que llegará ese día en que ya no los necesite más y los dejaré ir… o serán ellos quienes se alejen de mi.

No estamos preparados para vivir sin egos en esta tercera dimensión y por eso tenemos que ser capaces de domesticarlos para poder convivir en armonía con ellos. No luches contra tu ego porque esa energía lo hará más fuerte. Solo acéptalo, dale un espacio en tu vida y mantenlo controlado. Recuérdale constantemente que el jefe eres tú, que siempre lo serás y si en algún momento te hace un golpe de estado, no le declares una guerra... obsérvalo... aprende de él y solo recuperarás tu poder...

Amigarnos con Mr. Ego no es cederle el poder... es simplemente aceptarlo.

Me® 

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

miércoles, 20 de octubre de 2010

Gestos...


"Imaginad que hace algunos cientos de años un hombre, queriendo traer agua a su jardín, hubiera construido una acequia en la ladera de una montaña... Poco a poco, esta acequia, bajo la influencia de condiciones atmosféricas, como la lluvia, el viento, el hielo y el sol... se hizo cada vez más profunda y más ancha, ¡hasta que surgió un valle!
De la misma manera, cuando hacéis un gesto, pronunciáis una palabra, dirigís una mirada, sonreís, cada uno de estos movimientos queda grabado en la materia astral, y todas las fuerzas del mundo psíquico trabajan, como las fuerzas de la naturaleza, modelando esta materia. Si habéis grabado algo bueno, después de cierto tiempo viviréis en la alegría y en la
paz. Pero atención, ¡si habéis grabado algo negativo...!
Evidentemente los resultados no aparecen enseguida, pero tened paciencia y veréis cómo los surcos que habéis trazado en vuestro corazón, en vuestro intelecto y en vuestra alma, se convierten en verdaderos valles, valles de lágrimas o de alegrías."

Omraam Mikhaël Aïvanhov

Me®

Los Angeles están de moda?

Desde hace unos dias, cada vez que camino por las calles de la capital me encuentro con estos enormes afiches de Angeles con alas de mezclilla... ¿Se pusieron de moda los Angeles?
Creo que los ángeles han estado de moda por siglos ya que desde que se le aparece uno a Abraham para contarle que su esposa Sara concebirá un hijo siempre han despertado la curiosidad de los humanos y no existe el artista que no haya pensado en dibujarlos, pintarlos o esculpirlos…
Pero ¿Quiénes son estos seres? Porque pareciera que solo habitan en las páginas de la Biblia y en la imaginación de nuestros ancestros. Hasta el momento lo que más podemos hacer es especular acerca de estos amigos alados y tal vez por eso más nos gustan porque la especulación y los sueños son muy parecidos y a los humanos nos encanta soñar.
Los angeles son seres que vienen a aportarnos magia en nuestras vidas ya que ellos, en si son un misterio y aún en este mundo tan materialista y mecanizado, con todos los problemas existenciales que llevamos cada uno y contra todos los ataques escépticos de la ciencia, han perdurado y aún mantienen intacta la inquietud por ellos entre los humanos. Creo que ningún pensamiento ha permanecido por tanto tiempo arraigado en el inconciente colectivo de la humanidad, como la fe en estos alados personajes.
Los Angeles son una proyección nuestra: Rescatamos todo lo mejor que hay dentro de nosotros, los sentimientos más puros, las palabras más bellas y las acciones más nobles y se las atribuimos a los estos mágicos seres alados. Hay una parte nuestra en los ángeles.
Nosotros como raza y como especie humana llevamos una vida llena de sobresaltos. La vida nos exige una y otra vez mantenernos activos de diferentes modos: en el trabajo, la vida social y otras tantas actividades que nos mantienen ocupados en el afuera y descuidamos nuestra vida interior… Añoramos estar unos minutos a solas, en el encuentro con nosotros mismos y aún así nos cuesta desenchufarnos del ruido externo… Por eso los ángeles aparecen como una medicina para todos los males. Ellos son sostenedores, comprensivos, leales, sabios… Todo lo que se necesita para la felicidad eterna y por eso nos refugiamos en ellos sin darnos cuenta de que todas esas características están dentro de nosotros también… Esta es la importancia que toman cada día los Angeles en nuestras vidas. Han venido a mostrarnos realidades y han esperado por siglos que nosotros, la raza humana les prestemos atención y ahora por fin la humanidad entera está preparada para captar los mensajes angélicos.
Los Angeles son nuestra conexión con el Creador, son la búsqueda diaria que tenemos de aquellos que en realidad somos: Seres Divinos y por eso los buscamos a ellos, porque aún no somos capaces de reconocer en nosotros, en nuestra Alma ese pedacito de divinidad que nos han obsequiado a todos… Ahora, cada día más nos acercamos a descubrir todo ese potencial que tenemos como humanos y cuando lleguemos a descubrirlo, quizás ese sea el día en que podamos mirar cara a cara a un ángel… Y será porque nos habremos reencontrado con nuestra humanidad angélica... Somos Angeles pero ignoramos nuestra verdadera esencia... 
Me®

miércoles, 13 de octubre de 2010

El Puma y el Cervatillo.


Un señor muy creyente sentía que estaba cerca de recibir una luz que le iluminara el camino que debía seguir.  Todas las noches, al acostarse, le pedía a Dios que le enviara una señal sobre cómo tenía que vivir el resto de su vida.

Así anduvo por la vida, durante dos o tres semanas en un estado semi-místico buscando recibir una señal divina.
Hasta que un día, paseando por un bosque, vio a un cervatillo caído, tumbado, herido, que tenía una pierna medio rota.  Se quedó mirándolo y de repente vio aparecer a un puma.

La situación lo dejó congelado; estaba a punto de ver cómo el puma, aprovechándose de las circunstancias, se comía al cervatillo de un sólo bocado.

Entonces se quedó mirando en silencio, temeroso también de que el puma, no satisfecho con el cervatillo, lo atacara a él.  Sorpresivamente, vio al puma acercarse al cervatillo.

Entonces ocurrió algo inesperado: en lugar de comérselo, el puma comenzó a lamerle las heridas.  Después se fue y volvió con unas pocas ramas humedecidas y se las acercó al cervatillo con la pata para que éste pudiera beber el agua; y después se fue y trajo un poco de hierba húmeda y se la acercó para que el cervatillo pudiera comer.

¡Increíble!

Al día siguiente, cuando el hombre volvió al lugar, vio que el cervatillo aún estaba allí, y que el puma otra vez llegaba para alimentarlo, lamerle las heridas y darle de beber.

El hombre se dijo: Esta es la señal que yo estaba buscando, es muy clara.  Dios se ocupa de proveerte de lo que necesites, lo único que no hay que hacer es ser ansioso y desesperado corriendo detrás de las cosas.
Así que agarró su atadito, se puso en la puerta de su casa y se quedó ahí esperando que alguien le trajera de comer y de beber.  Pasaron dos horas, tres, seis, un día, dos días, tres días… pero nadie le daba nada.  Los que pasaban lo miraban y él ponía cara de pobrecito imitando al cervatillo herido, pero no le daban nada.

Hasta que un día pasó un señor muy sabio que había en el pueblo y el pobre hombre, que estaba muy angustiado, le dijo:
Dios me engañó, me mandó una señal equivocada para hacerme creer que las cosas eran de una manera y eran de otra.  ¿Por qué me hizo esto?  Yo soy un hombre creyente… Y le contó lo que había visto en el bosque.

El sabio lo escuchó y luego le dijo:
Quiero que sepas algo.  Yo también soy un hombre muy creyente.  Dios no manda señales en vano.  Dios te mandó esa señal para que aprendieras.

El hombre le preguntó:  ¿Por qué me abandonó?  Entonces el sabio le respondió:
¿Qué haces tú, que eres un puma fuerte y listo para luchar, comparándote con el cervatillo?
Tu lugar es buscar algún cervatillo a quien ayudar, encontrar a alguien que no pueda valerse por sus propios medios.

 Tomado de la red.

Me® 

Déjanos tu huella...