Seguidores

miércoles, 21 de abril de 2010

Los aceites esenciales en Aromaterapia


Contrariamente a lo que se piensa, la Aromaterapia no es sólo una terapia basada en olores, sino que existen numerosas formas de aplicación de estos aceites, puesto que no son los olores únicamente los que curan, sino la carga energética y la enorme cantidad de componentes químicos que forman parte de su estructura molecular. Estos aceites pueden aplicarse, siempre diluidos, en forma de cremas, lociones, linimento, emulsión, cataplasma, unguento, etc.
 
A continuación conozcamos algunas características de los aceites esenciales. Son la esencia vital de las plantas de que proceden. Su elevadísima concentración (para obtener un kilo de aceite esencial de Melisa, se precisan más de 5000 kilos de sus hojas) hace que su efecto sea mucho más intenso y sutil sobre la mente, las emociones y el organismo.

Comúnmente llamados esencias, los aceites esenciales son substancias de consistencia grasosa, más o menos fluidas, a veces resinosas, muy perfumadas, volátiles, casi siempre de color y más livianas que el agua. Se distinguen de los aceites fijos y de los principales lpidos porque se volatilizan bajo la acción del aire y del calor. La mayor parte de las plantas contiene esencias. Según los casos, los aceites esenciales se extraen de las flores, de las hojas, de las semillas, de las raíces, de los frutos, de las cortezas o de la madera.

La extracción generalmente se hace por destilación, o con la ayuda de solventes orgánicos. Los principales constituyentes de los aceites esenciales son los hidrocarburos (substancias grasosas, úntimamente asociadas con las funciones biológicas de los organismos vivos).

Es necesario destacar que se precisa utilizar, especialmente en la terapéutica de uso interno, las esencias naturales de gran pureza. La dosificación a emplear debe ser indicada por personas experimentadas y calificadas y su conservación exige cuidados. Se aconseja guardarlas en frascos de vidrios, de colores opacos y bien cerrados, para preservarlas de la acción del aire y de la humedad.

Fuente: la red.

Me®

Aplicaciones en Aromaterapia


El poeta Kabir decía:
"En tu cuerpo está el jardín florido. Siéntate en los mil pétalos del loto y aspira desde allí la belleza infinita"

y tal vez tenga razón: el olfato parece ser el sentido que más nos conecta con nuestra intimidad, con los silencios enriquecedores del alma.
El Dr. Edward Bach (Flores de Bach) comenzó sus investigaciones y el posterior descubrimiento de sus elixires entre los años 1930 y 1936. Así como otros tantos hoy en la actualidad, afirmaba que la esencia del mal o enfermedad se encontraba en el alma de la persona y no en su cuerpo. Esta falta de armonía entre el elemento espiritual y el cuerpo es el origen de actitudes conflictivas que casi siempre determinan una reducción de la capacidad energética del individuo, permitiendo así la aparición de la enfermedad.
Posteriormente a las investigaciones del Dr. Bach y sus primeros elixires florales, han sido descubiertas numerosas esencias de diferente procedencia, aunque casi todas de origen vegetal.

Estos son algunos de los Aceites esenciales utilizados en Aromaterapia y su acción dentro del campo psicológico y energético de la persona. La utilización de estos aceites debe hacerse bajo control de un terapeuta especializado. Advertencia: nunca se deben ingerir o aplicar sobre la piel aceites esenciales en su estado puro. 

Árbol de té
 Fatiga, agotamiento mental y fisico. Falta de emotividad, de creatividad y de fuerza. Para personas que suelen perder con facilidad su energía vital; que han bloqueado sus emociones y
se sienten sucias y/o indefensas.

Geranio
Pasividad, indecisión, pérdida de la fuerza de voluntad, estancamiento. Para las personas que les cuesta plasmar sus ideas, se bloquean y les falta fuerza para cambiar la situación. Su mente se mantiene en constante actividad, mientras ellas permanecen pasivas y estáticas. Les aporta entusiasmo, concreción, equilibrio, desarrollo de la creatividad. Integra la voluntad y el pensamiento.
 
Mirra
Aislamiento, soledad, incomunicación, orgullo espiritual, resentimiento. Indicada para personas que se retraen por miedo a ser heridas, que temen la intimidad emocional. Pueden ser personas que han escogido un camino de crecimiento que les haga sentirse por encima de los demás, pero que no aplican su sabiduría a su vida física; no se entregan.
La mirra ayuda a restañar las heridas y borrar las cicatrices emocionales, aportando claridad de visión interna, permitiendo la conexión espíritu-mente-cuerpo; insufla el valor necesario para enfrentarse a sus propios miedos y motivaciones para vivir plenamente.

Canela
Frialdad, apatía, fantasías no vividas, inhibición o desinterés sexual. áštil en personas que parecen no interesarse por nada. Viven en su propio mundo de fantasías. Carecen de la capacidad de transformar sus propios sueños en realidad, por haber bloqueado sus sentimientos, emociones y creatividad. Parecen tener los pies firmemente sobre la tierra, pero no concretan ni materializan sus ideas. Separación entre mente y cuerpo. Viven tristes en el pasado.
La canela aporta el equilibrio de la fuerza y la voluntad para materializar las fantasías, facilita y desbloquea la expresión de los sentimientos y emociones más profundos, libera de la apatía y proporciona la calidez necesaria para asumir los compromisos con uno mismo y con los demás. Recupera la alegría y las ganas de vivir el futuro.

Lavanda
Agitación, ansiedad, impaciencia, inquietud, desasosiego, angustia, cansancio, abatimiento.
Indicado en personas que están desarmonizadas. Para los que están desequilibrados afectivamente, inquietos, irritables, estresados y alarmados.
La Lavanda armoniza y equilibra las emociones, ayuda a las prácticas espirituales, aporta paz, armonía, calma, serenidad.

Romero
Olvido, desarraigo, aislamiento, desagradecimiento. Para personas a las que les cuesta mucho concentrarse. Para los que no quieren aprender. Son personas hurañas, esquivas, desatentas. En general se produce una desconexión entre el sistema de transmisión de la mente y el cuerpo.
Este equilibra las funciones de transmisión interna y ayuda a vivir positivamente en plena comunicación con uno mismo y con los demás. Cambia los marcos de referencia interna.

Ciprés
Frustración, pérdida de voluntad, deseo de muerte, pérdida de los objetivos en la vida, abatimiento, sedentarismo, insatisfacción, fastidio, mal humor, irritabilidad, vejez prematura. Indicado en personas que se sienten viejas, suelen aparentar muchos más años de los que tienen, a quienes los problemas superan en su capacidad de resolución. Pérdida de creatividad y fuerza vital.
Este les aporta resistencia, fuerza de voluntad, capacidad creativa, deseos de vivir, vigor, la capacidad de regenerar la fuerza psíquica y física.
 
Manzanilla
Ansiedad, desequilibrio emocional, hipersensibilidad, angustia con opresión en el pecho. Cambios emocionales bruscos. Personas que suelen cambiar de estado de ánimo fácil y rápidamente. Tendentes a las tensiones físicas y trastornos psíquicos.
El estrés forma parte de ellas. Duermen mal, sufren pesadillas y a veces sonambulismo. Se conmueven fácilmente.
La manzanilla equilibra, estabiliza y armoniza, cuerpo, mente y emociones. Permite descargar las tensiones y aporta calma, paz interior, amplitud de conciencia, poder de razonamiento, juicio interno.

Tomillo
Depresión endógena, ansiedad, tristeza, hipocondria. Carencia de fortaleza física y espiritual para salir de las crisis. Para personas que nunca paran y llegan al agotamiento extremo. No reconocen sus límites y no hacen nada para invertir la situación hasta haber agotado todas sus defensas, psico-físicas.
Les da coraje y fuerza para tomar conciencia de sus propias limitaciones y capacidad. Regula el flujo energético.

 Fuente: la red

Me®

Entre luces y sombras…



Todos llevamos dentro una gota de luz y otra de oscuridad… Escondemos las sombras (enojos, egoísmo, envidia, etc) y sacamos a relucir la luz creyendo que podemos engañarnos a nosotros mismos adecuándonos al perfil de “buenos” que la sociedad ha impuesto.

Ser bueno es estar constantemente pendientes de la imagen que verán los demás de nosotros. Hay muchos tratados y manuales de “Buenas costumbres y maneras” que enseñan a los humanos a comportarse como los demás quieren. Todo es estudiado, artificial y hasta rebuscado. No es de buen tono fluir y expresarnos porque si dices algo que los demás no esperan dirán que eres mal educado, si decimos que no a cualquier petición nos ponen cartel de enojones, si reaccionamos ante una injusticia dirán que soy conflictiva, si discrepo con la mayoría soy individualista, si no me apetece hacer lo que los demás me cuelgo el mote de “rara”… y así… Todo lo que se salga de lo común es clasificado como mala educación o salvajismo.

Por muchos años fui una chica buena ya que fui criada por mi dulce abuela y educada por alegres monjitas para ser una dama… pero mi espíritu se sentía prisionero en esa jaula de cosas estudiadas –algunas tan falsas– y apenas entrando en la adultez lo liberé porque descubrí que complacer a todos y estar pendientes de la imagen que los demás tienen de nosotros es una soberana estupidez además que lo estresante que puede llegar a ser.

Ser uno mismo no tiene precio… aunque es cierto que se paga otro muy caro porque atrevernos a SER es abandonar el rebaño e ir muy contra la corriente… Primero te llaman loca, luego intentan desprestigiarte pero muy en el fondo la manada siente una envidia al verte libre y sobre todo feliz… Pero estás mostrando tu lado oscuro, tu rebeldía, lo que la sociedad oculta y eso te convierte en una persona mala… Los malos son los que dicen la verdad, defienden sus ideas, les quitan las máscaras a los otros, los que tienen opinión, los que se la juegan por un ideal, y lo bueno es que ahora el mundo se está llenando de genta mala ¡Ja!

Hay quienes sintonizan solo con lo oscuro del otro, son incapaces de ver sus luces, viendo solo sus defectos sin detectar que solo ven su reflejo: lo que no pueden aceptar y mucho menos mostrar de ellos lo detectan en los demás por simple alineación de energías… Si no tuvieran esa misma oscuridad dentro no podrían sintonizar… es simple y verdadero.
Así como otros se alinean perfectamente con la luz del resto y son capaces de crear ambientes muy alegres, de cooperación, amistad y avance… Lo luminoso en ellos sintonizó y es ahí cuando surgen bellos milagros…

El crecimiento espiritual no se basa en ocultar la oscuridad, para eso están las religiones. Evolucionar es aceptar tu yin y yang internos e ir acrecentando lo luminoso en ti entregando luz en esos espacios llenos de sombras para que, con el solo hecho de iluminarlas, anular esas oscuridades. Negarlas es estancarse aún más en la oscuridad porque impides la entrada de luz.

Imagina que alguien pone luz –Consciencia– a su manía de hablar mal de los demás… al ser consciente de ello cada vez que se descubra a punto de pronunciar una crítica o descalificación hacia otro, se frenará y estará anulando esa oscuridad… Y así podríamos hacerlo en todo orden de cosas…

Por eso mis queridos lectores, cuando escuchen por ahí a alguien hablando de las oscuridades de otros simplemente háganle hacer consciente que no es la oscuridad del otro la que le molesta sino la propia…

Y recuerda que todos llevemos dentro la Luz y también la oscuridad y siempre, todos los días, en cada momento estamos optando por una de las dos…

Y tú… ¿Qué decides hacer crecer? Tus luces o tus sombras?

Me® 

 Si reenvías este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

martes, 20 de abril de 2010

Dormir o despertar, esa es la cuestión



 Este año se viene movidito, y no precisamente por la onda sísmica que nos invade desde hace algún tiempo sino porque estamos todos siendo remecidos en la conciencia para despertar…

Despertar, despertar, que el mundo se va a acabar, parece decir una música ambiental que la naturaleza misma nos ha puesto desde hace un tiempo. Pero ¿qué es despertar?
Despertar es darse cuenta, tomar conciencia de quienes somos y para que hemos venido a esta vida… Es todo un proceso que suele durar mucho tiempo y generalmente  es provocado por un fuerte sacudón que nos hace transformar todo nuestro sistema de valores y creencias. Ese remezón puede ser una cesantía, un quiebre amoroso, una enfermedad o cualquier situación imprevista que desordene nuestro plan de vida.

A menudo oigo a algunas personas decir: “es que yo estoy despierto desde hace mucho” -y les respondo– Bastó que lo dijeras para que deje de ser cierto -Y claro, porque el despertar es un camino que hacemos y parece no tener fin. Es como ir subiendo una montaña y llegar a la cima para descubrir que hay otra montaña y luego otra más… y así… Nunca podemos decir: “Estoy totalmente despierto”, porque el despertar es un camino y no una meta. Nuestra meta es  la iluminación y para alcanzarla debemos hacer ese largo camino llamado “despertar”.

La etapa más difícil del despertar es cuando la persona recién abre sus ojos y descubre que hay todo un mundo nuevo que desconocía… entonces se transforma en una especie de predicador y quiere hacer que todo el mundo despierte, logrando generalmente el efecto contrario. Todos conocemos a alguien que nos impulsa a leer libros, o a hacer actividades “que nos cambiarán la vida” y no se dan cuenta que el despertar es un proceso muy personal… cada cual despierta por razones particulares y de un modo determinado que no necesariamente es la razón por la que tú lo has hecho.

Saber, poseer mucho conocimiento, no significa despertar, significa solo estar enterado de que en la vereda del frente hay un mundo distinto pero no atreverse o no querer cruzar. Y es que el despertar también es opcional.

Hace unos días una amiga que estaba terapeándose  conmigo me dijo  transparentemente: “Mer, yo no estoy interesada en despertar, me gusta estar dormida, me encanta depender emocional y materialmente de mi esposo. Para mi la felicidad es quedarme en casa viendo novelas y viajar con mis hijos, nada más… no quiero complicarme la vida” y lo encontré muy válido y sobre todo honesto. Es su derecho y eso me llevó a repensar en esto del despertar.

Nadie nos obliga a despertar… aunque creo que la vida se encarga de avisarnos  cuando ha llegado el momento de “darnos cuenta” del verdadero sentido que le damos a nuestra existencia, pero nos ofrece la opción… somos nosotros quienes decidimos si despertamos o continuamos dormidos.

Me® 

Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

sábado, 17 de abril de 2010

La Leyenda Histórica de los Cristales guardianes de la Tierra

Hay una historia muy especial que rodea al Cristal Guardián de la Tierra, uno de esperanza e inspiración.
Siéntate, relájate, voy a compartirlo con ustedes.
Hace mucho tiempo atrás, cuando el mundo era sólo un bebé y el universo era más joven, nuestra tierra fue visitada por seres avanzados cuyo origen era de cercanias del núcleo de la galaxia, prosperando en la abundante luz que emanaba del gran sol central.
Al tener más luz disponible y estar más cerca de la fuente de pura energía, evolucionaron a un ritmo mas rápido, llevando a los sistemas estelares exteriores en una búsqueda del conocimiento y la aventura.
Viendo la tierra primitiva y siendo testigos de las aguas azules, del denso verde y la rica tierra, la nombraron Terra, que significa "el que da a luz a la vida".
Observando las leyes físicas naturales que gobiernan a Terra, se dieron cuenta que ella estaba madura para la concepción.
Estos seres, que nos referiremos como los Ancianos, trabajaron diligentemente con la preparación de las fuerzas elementales del planeta para el nacimiento de formas conscientes de vida.
Utilizaron cosas naturales de la tierra, como el dióxido de silicio, e irradiaron en él su fuerza de luz, asi crearon enormes cristales de cuarzo, que conocemos como los Guardianes.
Con los Cristales Guardianes de la Tierra, la fuerza del campo electromagnético de la tierra se puso en acción para su encarnación en el plano físico.
Cuando los elementos estaban correctos, y el Cristal Guardián de la Tierra había alineado al planeta a una fuerza cósmica superior, los Ancianos tomaron forma humana y experimentaron el mundo de los sentidos.
Muchos de ellos llegaron y formaron las civilizaciones raíz de Mu, Lemuria y Atlántida, porque ellos eran los antiguos que todos los mitos, leyendas y religiones se refieren.
Se quedaron en el borde del tiempo y fueron los maestros constructores de la evolución universal.
También evolucionando en ese momento en el planeta estaba el hombre de Neanderthal, que era una forma de vida animal procedente de la matriz de Terra.
La existencia simultánea de una raza animal y una raza altamente evolucionada de seres sobre la tierra marcó el comienzo de un nuevo ciclo cósmico de Terra, que podría llevarla a su destino más alto.
Las civilizaciones avanzadas utilizaron los Cristales Guardianes de la Tierra en sus prácticas diarias, bañandose en su resplandor.
Los cristales servían para mantener su conciencia en sintonía con las frecuencias más altas de su tierra madre, y todos los que se acercaban a su campo áurico estaban llenos de energía.
Se convirtieron en herramientas de gran alcance a través de las cuales la fuerza cósmica podía ser canalizada para potenciar los alimentos, el agua, joyas, vestiduras sagradas que serían usados.
En algunos casos estos cristales se utilizaron como jueces en un tribunal.
Doce personas estaban a su alrededor, palma con palma, y cuando ocho de los doce recibían la misma respuesta se consideraba verdadera.
Como parte del plan divino para el adelanto de las especies originales de la tierra, se decidió que algunas de las almas de los Ancianos entrarían en el ciclo evolutivo de los primates con el fin de elevar el nivel de conciencia donde también ellos sintonizaran con la fuerza de la luz para comprender el universo.
Los que decidieron quedarse y encarnaron una y otra vez hicieron un gran sacrificio, ya que se sumergieron en el mundo de la materia sabiendo que algún día se elevarían tomando con ellos a sus hermanos y hermanas.
Cuando este proceso se produjo el recuerdo de quienes eran y por qué habían venido desapareció, convirtiéndose así en terrícolas.
Con el tiempo se acostumbraron a la tierra, muchos experimentaron los placeres de los cinco sentidos y comenzaron a utilizar el poder cósmico generado por los cristales para su propia realización personal.
Ellos dirigieron esa fuerza hacia su propia codicia y propósito, que resultó en la eventual caída de las civilizaciones raices.
Al ver el peligroso uso del poder, muchos optaron por salir de Terra en ese momento y continuar con su labor de siembra de la evolución.
Los que decidieron quedarse finalmente se cruzaron con los terrícolas y como resultado de la mezcla genética, un paso gigantesco en la evolución fue tomado por los habitantes originales de la tierra.
Por lo tanto, una nueva era del hombre nació.
Como las razas se fusionaron, una nueva clase de ser fue creado y un nuevo ciclo evolutivo iniciado, uno que tomaría eones para completar. Ahora estamos en el umbral de ese resultado, habiéndose convertido en una refinada raza de seres capaces de reclamar la herencia de la estrellas que se originó en nuestros antepasados.
Los Cristales Guardianes de la Tierra fueron enterrados en lo profundo de la tierra en el momento del éxodo masivo del planeta.
Ellos, los guardianes, iban a ser literalmente, "los guardianes de la tierra" para velar por el progreso y registrar la experiencia de la caída y elevación del espíritu en la materia.
Cuando el destino manifestó estos gigantes una vez mas en la superficie del planeta, ellos iban a ser el dispositivo más importante que pondría en marcha la memoria del plan, levantar el velo de la memoria olvidada, y reunir la conciencia de los que decidieron quedarse con los que viajaron.
Los Guardianes de la Tierra al ser activados por los que tenían el conocimiento ancestral, servirían para encarnar la conciencia de los sabios, permitiendo la nueva raza de Terra para establecer la comunicación con la conciencia de su linaje celestial.
Una vez activo, el Guardián de la Tierra seria capaz de transmitir el conocimiento de la evolución de la vida sobre la tierra hacia los Ancianos para ser utilizado en el desarrollo de la conciencia en otros mundos.
Cuando el hombre estuvo listo y había evolucionado hasta el punto en que podía llegar a las estrellas, los Guardianes de la Tierra reaparecieron, y dirigieron su atención y focalizaron sus mentes en los reinos de la conciencia donde ellos no habían podido llegar por sí mismos.
Los Guardianes de la Tierra están aquí.
Han llegado como grandes sabios que llevan dentro de ellos no sólo el conocimiento de toda la historia de la tierra, sino también de la vida en el luminoso espacio estelar de donde se originó su esencia.
Ellos son manifestaciones de una enorme potencia e inteligencia. Contienen dentro de si la sabiduría del tiempo, espacio, la existencia en el plano físico, y la adquisición de derechos como la verdad y el amor.
Los Cristales Guardianes de la Tierra, cuando fueron extraídos estaban en estado inactivo y con una espesa escarcha lechosa en su superficie.
El interior del cristal es de hielo transparente. Es como si el polvo del tiempo necesitara ser borrado de ellos.
Cuando estos cristales son activados, vuelven a servir canalizando elevadas frecuencias cómicas en el planeta, lo que permite realizar la sintonía y alineación consciente con esas fuerzas.
Tras la activación de estos cristales podemos aprender los secretos de cómo estar en un cuerpo físico y en el mundo material, pero sin estar aprisionados en ellos.
Cuando los Guardianes se encuentran en estado de completa activación, su presencia va a crear una mayor conciencia y una expansión de pensamiento.
Sería de mayor beneficio si estos cristales se utilizan en centros de curación, comunidades, o reuniones de grupo donde mucha gente podría estar expuesta a sus energías.
Su activación depende de la unión con formas de pensamiento humano.
Cuando veintiún personas afines se reunen en un círculo, y se dan la mano con una mente unificada, el cristal se despierta y la línea de comunicación con las regiones cósmicas se abre.
Los individuos que forman el círculo alrededor del gran Cristal Guardián de la Tierra unirán sus frecuencias vibratorias transformandose como las moléculas en un cristal, en sincronía con la energía cósmica.
Esa disposición a dejar de lado el sentido de ego personal fundiéndose en un todo más grande es el elemento necesario para activar el Cristal Guardián de la Tierra y enlazar nuestra conciencia colectiva de conocimientos, información y energía que de otro modo sería inalcanzable.
Estos cristales evocan la acción positiva y crean armonía.
Ellos están aquí para unirnos con la fuente de la que surgimos y para enseñar la manera de mantener nuestra conexión tanto con la tierra y los cielos.
Estos cristales llevan en sí el recuerdo de haber sido transportados aquí y potencialmente nos pueden enseñar el arte de viajar en el tiempo, cómo mantener una existencia física y también a liberar nuestra identidad a medida que se disparan las dimensiones superiores de la realidad.
Como en una carrera, estamos listos.
Listos otra vez para dar un paso gigantesco en la evolución y ayudar en la alineación de la tierra con la entidad Terra, con los rayos cósmicos que emanan del gran sol central en el centro de la galaxia.
Cuando esto ocurra la conciencia humana despertará totalmente a realidades que estan ahora más allá de la comprensión.
Los Guardianes de la Tierra forman parte de ese despertar, inspirando nuestros potenciales latentes y estimulando las áreas dormidas de nuestros cerebros para abrazar nuestro destino final.
Terra es mayor edad.
Ella está dispuesta a cruzar el umbral de la madurez y la edad adulta y ser uno con la vasta extensión del espacio cósmico de la que es una parte vital.


Extraído del libro Sanación con Cristales de Katrina Raphaell 

Me® 

miércoles, 14 de abril de 2010

Cómo Aplicar la Ley del Dar


Pondré a funcionar la ley del dar comprometiéndome a hacer lo siguiente:

1. Llevaré un regalo a cualquier lugar a donde vaya y para cualquier persona con quien me encuentre. Ese regalo puede ser un elogio, una flor o una oración. Hoy les daré algo a todas las
personas con quienes me encuentre, para iniciar así el proceso de poner en circulación la alegría, la riqueza y la prosperidad en mi vida y en la de los demás.

2. Hoy recibiré con gratitud todos los regalos que la vida me dé. Recibiré los obsequios de la naturaleza: la luz del sol y el canto de los pájaros, los aguaceros de primavera o las primeras nevadas del invierno. También estaré abierto a recibir de los demás, ya sea un regalo material, un elogio o una oración.

3. Me comprometeré a mantener en circulación la abundancia, dando y recibiendo los dones más preciados de la vida: cariño, afecto, aprecio y amor. Cada vez que me encuentre con alguien, le desearé en silencio felicidad, alegría y bienestar.

Tomado de Las siete leyes espirituales del éxito.

Me® 

lunes, 12 de abril de 2010

La Ascensión…



Tu ascensión es similar a estar en una gran escalera rodeado de todos tus seres queridos: parientes, hermanos, amigos, novio, esposa, hijos, etc. Todos vibrando en un mismo tono y cogidos de las manos. De pronto uno de ellos sube de nivel y el resto debe esforzarse por alcanzarlo, a la vez que esa persona debe permanecer volteada e incómoda -casi con tortícolis- para permanecer en contacto con el resto… y nuevamente asciende un escalón más… la situación se pone bastante incómoda ya que para permanecer unidos debe hacer un gran esfuerzo y tanto el que está más arriba como los de abajo sienten el tirón en sus hombros… y sigue subiendo… hasta que deberá tomar una decisión: dejar atrás al resto y seguir avanzando o mantenerse en el mismo nivel, para no quedar separado de sus afectos.

En la vida no todos estamos en el mismo nivel evolutivo. Hay quienes están más arriba y otros que nos siguen detrás, pero todos, en mayor o menor medida, vamos avanzando, a veces muy poquito, apenas unos grados, pero siempre progresamos, aunque en términos mundanos no lo parezca.

La ascensión es individual y también colectiva, pero en nuestra evolución personal debemos aceptar que en el camino se irán quedando algunos afectos ya que al no estar vibrando en el mismo tono que el otro, de pronto sentimos que no hablamos el mismo idioma… Esa es la etapa de los desapegos, una fase que puede ser dolorosa, pero es necesaria ya que al dejar atrás los apegos queda el sentimiento en su total pureza y podemos encontrarnos con el amor noble y verdadero hacia los demás…

A veces nos creemos indispensables en la vida de otros y frenamos nuestro progreso en pos del bienestar de otros, sin darnos cuenta de que nuestro avance va unido al de los demás… Cuando yo paso al siguiente escalón dejo ese espacio libre para que lo ocupe otra persona y así sucesivamente… Cuando me estanco, también obstruyo el camino de los demás y creo estancamiento a nivel colectivo. Siempre llegarán otras personas a ocupar el trabajo que dejas libre, o llegará alguien que entregará amor a esa pareja que ya no amas… Todos estamos encadenados por aprendizajes mutuos y particulares porque somos solo un engranaje más de esta enorme maquinaria cósmica de la que somos parte y debemos desapegarnos también de ciertas ideas que impiden el funcionamiento armonioso de este mágico Universo.

No temas dejar atrás muchas cosas… Avanzar requiere mucho de fortaleza y voluntad porque en cada escalón hay muchas lecciones que aprender y si postergamos el aprendizaje, no solo estancamos nuestra evolución sino también la de los demás… Soltar algo deja el espacio vacío para que sea ocupado por lo nuevo que entrará a mi vida… Soltar algo es decirle al Universo: Ok, estoy listo para que me envíes ese regalo que tienes para mi...

La ascensión es verdaderamente un camino al Cielo, porque cuando nos entregamos a transitar por esta vida como lo que es -una escuela- nos llegan regalos maravillosos y recibimos, como dice la biblia, el mil por uno ya que soltamos algo y llegan a nosotros mil cosas nuevas y maravillosas…

Y nosotros nos encontraremos en otro post, como siempre, aquí, en la escalera… siempre avanzando…

Abrazos para todos.

Me® 

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

Déjanos tu huella...