Seguidores

martes, 30 de junio de 2009

Cambios



La vida es un continuo girar y girar de acontecimientos… salimos de una cosa para meternos en otras y así, sin darnos cuenta, vamos generando los cambios…ya no somos los mismos que hace 10 años, ni que al nacer, ni somos hoy lo que fuimos ayer ni lo que seremos mañana.

Dentro de todo este eterno girar de la vida soñamos con la estabilidad, la permanencia y desvalorizamos todo lo que está sujeto a los cambios sin darnos cuenta de que nosotros, para permanecer vivos, necesitamos de esa constante renovación llamada cambio. Lo único inamovible es la muerte. Y acaso…

Nos renovamos con cada paso que damos, con cada inspiración con que nos llenamos, con  cada exhalación que liberamos… No notamos el cambio hasta que ha pasado el tiempo pero no somos los mismos de ayer, ni de hace una hora. Nuestras células se han ido renovando  y nuestro cabello ha crecido o se ha caído. Les puedo asegurar que ninguno de los cabellos que hay sobre sus cabeza estuvo en el momento de su nacimiento y que las células con que nacieron ya hace mucho abandonaron tu cuerpo para dar paso a las nuevas... entonces ¿Por qué te tememos tanto al cambio?

La vida terrena nos programa para vivir detenidos en un eterno girar donde no hay avance. Creemos que nos movemos pero nos mantenemos siempre en lo mismo… La misma casa, la misma ciudad, los mismos amigos, el mismo trabajo, la misma rutina, el mismo numero telefónico, los mismos gustos, frecuentando los mismos lugares, repitiendo rutinas aprendidas... Envejecemos pero no cambiamos y eso impide la evolución como seres de espirituales.

Puedes empezar a integrar la idea de la transformación en tu vida con pequeños movimientos en el exterior. Podrías cambiar la posición de los muebles en tu casa o modificar el recorrido que haces todos los días hasta el trabajo. No vayas siempre al mismo restaurant ni pidas menú acostumbrado. Rompe la rutina y moderniza tu peinado o tus ropas y así le darás la bienvenida a ese viento fresco que llamamos cambio.

Si buscas lo permanente, lo estable y seguro, amígate con los cambios porque si hay algo que permanece inmutable a través del tiempo es precisamente el cambio.

Mer

lunes, 22 de junio de 2009

¿Qué es una enfermedad?

Cuando una determinada conexión con la existencia flojea, te sientes enfermo. Cuando la cabeza se encuentra desconectada, te duele. Cuando el estómago está desconectado, te duele. En cierta medida te has vuelto autónomo; has dejado de estar en el océano interdependiente de la existencia. Entonces surge la enfermedad. La enfermedad supone una cierta autonomía, una cierta independencia. Cuando tienes un cáncer desarrollándose en tu interior, ese desarrollo se convierte en un universo autónomo. Se encuentra desconectado de la existencia.

Una persona enferma es la que se encuentra desconectada de diversas maneras. Cuando una determinada enfermedad se convierte en crónica, simplemente significa que esa raíz ha sido completamente destruida. La posibilidad de que sea replantada de nuevo en la tierra, no existe. Permanecerás vivo, sólo parcialmente. Una porción de ti permanecerá muerta.
Alguien se encuentra paralítico... ¿qué significa? Su cuerpo ha perdido contacto con la energía universal. Ahora es casi un cuerpo sin vida, inerte, desconectado. La savia de la vida ha dejado de fluir por él.
Si eso es lo que la enfermedad es, entonces la filosofía es, verdaderamente, la mayor enfermedad que pueda haber porque te desconecta por completo. Y no sólo eso; te desconecta de un modo tan lógico que nunca vas a ser consciente de que estás enfermo. Te desconecta proporcionándote tantas racionalizaciones y justificaciones que nunca te darás cuenta de lo que te estás perdiendo. Es una enfermedad que se justifica a sí misma por completo, se auto-mantiene. Filosofía quiere decir que un hombre se ha vuelto completamente mental. Ve la existencia a través de los ojos de la lógica y no a través de los ojos del amor. Cuando ves a través de los ojos de la lógica, puedes conocer unas cuantas cosas, pero ellas no te proporcionan la visión de la realidad. Son simplemente abstracciones.

Osho.

Sanación Si no tú ¿Quién? Si no ahora ¿Cuándo?


SANACIÓN es una palabra que expresa la cualidad natural que todos poseemos, de auto curarnos conscientemente y a su vez ayudar a otros en sus procesos sanadores…
Quizás te cuesta aceptar la idea de que seas tú quien pueda curarse a si mism@, pero ahora que esa información ha ingresado en tu cerebro poco a poco las células cerebrales la repartirán a todo el resto de las células de tu cuerpo y así, poco a poco la irás incorporando a tu ADN y verás como irás siendo cada día más conciente de que posees esa cualidad sanadora que llevas en tu SER y estarás dispuesto y propuesto a usarla para sanarte.
Tan trillado está el tema de la sanación que por lo mismo su uso se ha desvirtuado…
Por si no lo sabes la sanación es un proceso que viene de ti hacia ti mismo… No hay otro que pueda curarte pero si puedes tener guías que orienten tu proceso sanador pero eres tú mismo quien decreta la salud en su vida…
Tú y nadie más que tú has creado es Universo tuyo al que llamas cuerpo y tú y nadie más que tú es el que genera el clima y todas las condiciones en las que ese cuerpo vive…
Ya se ha comprobado científicamente que quien desea sanar responderá de manera favorable aún a los placebos que no contienen nada medicinal. Hay muchas personas que se auto castigan y quieren estar enfermos, generalmente de manera subconsciente, porque sienten que deben expiar alguna culpa. Este tipo de pacientes no sanará con nada que venga del exterior, sino que con el propósito firme y constante de ellos mismos… El factor mental es muy importante en la causa de cualquier enfermedad porque tú mente es la que comanda en cuerpo físico y es desde ahí que cada célula recibe las órdenes para cumplirlas… si constantemente estás pensando “no valgo nada”,”¿Para qué habré nacido?”, “todo me sale mal” Y cosas por el estilo, tus células reciben un bombardeo de negatividad que no será raro que generen una enfermedad con la cual sentirás que es justo lo que tú mereces…
La enfermedad puede ser una elección del inconciente para crecer en esta vida. Entonces también podrías optar por estar sano ¿Verdad? Y así es… Si desde ahora empiezas a sentir que eres una persona valiosa y que merece una salud plena
Un verdadero sanador logra despertar la confianza del enfermo y ayudarlo a que active los mecanismos naturales en su propia mente para que sea el mismo, por su Fe el que se cure. El sanador logar convencer al paciente de que es él y nadie más que él quien debe curarse. Sin propósito no hay inyección ni Reiki, ni píldoras, ni intervención quirúrgica que sanen…
Toma conciencia de que eres tú y nadie más que tú el único que podrá sanarse y afronta la responsabilidad que significa mantener tu cuerpo, tu mente y tu alma en perfecto estado de salud… A veces resulta más fácil escondernos detrás de una enfermedad en vez de afrontar alguna situación desconocida o desagradable…
No sigamos huyendo y hagámosle un regalo al cuerpo: Estar sanos… 

Me®

martes, 9 de junio de 2009

Enfermedad: Las quejas del Alma



Toda enfermedad, en su sentido más amplio, está manifestando una desarmonía de tu alma. El cuerpo y la mente son el instrumento por donde manifestamos el alma y si ésta sufre y el ego se resiste a aceptarlo tu cuerpo o tu mente enfermarán.

Pero ¿Qué es una enfermedad del alma? Aunque no lo crean, en la actualidad es la más común de las enfermedades ya que la sociedad nos obliga a comportarnos de un determinado modo y no nos deja SER y tenemos ahí apretujada al alma dentro del cuerpo y al espíritu dentro del corazón, pero silenciados… El alma quiere salir ya que necesita ser libre, recorrer descalza la ciudad, con el cabello al viento y sin mirar el reloj… El alma está ansiosa por vivir y tú no la dejas… Tu alma es la que adquirió un contrato al venir a esta vida para vivir intensamente y con ello permitirle la evolución a tu espíritu… El alma pertenece a la naturaleza y al no poder entregarse a la experiencia se entristece profundamente y hace que tu cuerpo pierda vitalidad y lo manifiesta como una dolencia… Esas profundas depresiones que vivimos son cuando el alma enferma de tristeza al ser prisionera de nuestro ego que no le permite expresarse a través del corazón… Vivimos ocultando nuestro sentimientos por temor a parecer ridículos, anticuados, o fuera de lugar. Y así es como nos “tragamos” el miedo, la pena, el amor y el desamor, la rabia, los celos, y vamos escondiendo tanto las emociones negativas como positivas… El miedo es una enfermedad del alma, la culpa, la soledad, la obsesión… Son todas enfermedades de tu alma que tu cuerpo manifiesta como, ansiedad, rabietas o depresión.

La medicina alópata tradicional acostumbra a calmar los síntomas de la enfermedad (dolor, angustia, fiebre, tos, etc) con medicamentos, más que buscar las razones por las que se originó esa desarmonía manifestada en el cuerpo. Calmando el dolor la persona olvida lo que su alma reclama a través del cuerpo y es así como se van acumulando las quejas del alma hasta que el cuerpo ya no da más y lanza un alarido estrepitoso para que le prestemos atención…

Nuestro cuerpo es muy sabio y nos habla constantemente pero no sabemos escucharlo.

Una enfermedad es una oportunidad para detenernos, hacer un stop en la vida y tomar un descanso que lleve a reflexionar: ¿Estamos bien encaminados? Hacia dónde estoy conduciendo mi vida? Es esta la vida que yo soñé?
Siempre, siempre estás en posibilidad de volver a empezar… Nunca, nunca hemos fracasado… 

No enfermes a tu cuerpo… Libera a tu alma y saca a tu espíritu del closet, no temas decir: soy espiritual, pero sobre todo no temas a ser espiritual de verdad y vivir la vida intensamente porque en la evolución del alma nunca menos es más… Todo suma y cada experiencia adquirida le agrega unidades de luz al espíritu… Y a mayor luminosidad nuestra mayor es nuestra capacidad de amar, de disfrutar la vida y de mantenernos sanos.

Abre los sentidos para poder ver los guiños que te hace el alma y a escuchar sus susurros y lamentos…
Dale espacio a tu alma para que se exprese a través de su vocero oficial: el cuerpo…

Me®

domingo, 7 de junio de 2009

La Carta Astral


Todo lo que tiene un nacimiento, ya sea una persona, un negocio, una relación o un viaje puede tener una carta astral. Quizás la más conocida sea la carta astral de las personas que consiste en levantar un mapa del cielo en la hora exacta de su nacimiento para ver las posiciones que ocupaban los planetas en ese momento. Antiguamente esto se hacía con unos mamotretos enormes llamados efemérides, afortunadamente en la actualidad existen numerosos programas de computación que los hacen con solo ingresar los datos del nacimiento. 

Observando una carta astral nos damos cuenta de que la astrología es un complejo lenguaje de símbolos pero ellos contienen la riqueza de una sabiduría ancestral. Para descifrar toda esta simbología es necesario tener algunos conocimientos de esta milenaria ciencia o ser astrólogo. Lo primero que vemos es un gran círculo llamado rueda zodiacal dividida en 12 partes ya que es así como se dividen las casas que son esas líneas que cortan la carta como trozos de pastel. La rueda zodiacal tiene además otras divisiones que son los signos y a cada uno le corresponde una casa astrológica. Dentro de todo este mapa vemos estos símbolos, para muchos indescifrables, pero son los planetas. Cada planeta cae en una casa y en un signo y eso le aporta características especiales.


Generalmente se cree que por nacer en determinado día y tener el signo del Sol tenemos todas las características de ese signo, pero no es así porque cada planeta representa una parte de nosotros y estando en un signo le aporta ese matiz y al ubicarse en una casa lo determina a actuar en áreas específicas de nuestra vida. Podemos ser de varios signos, aunque generalmente se dice el signo donde cae el Sol, la Luna y el Ascendente. Esto explica las enormes diferencias existentes entre personas de un mismo signo y responde a una pregunta muy común que es: -¿Por qué fulanito que es Aries es tan distinto a sutanito que también lo es?- La respuesta es que somos la suma de todos los planetas y por eso será muy difícil encontrar personas totalmente Libra o enteramente Capricornios. Generalmente somos una mezcla de varios signos.
Dentro de la carta encontramos además unas líneas rojas, azules o verdes que cruzan el centro de la carta. Estas líneas son los aspectos que muestran las relaciones que hay entre los planetas y estas pueden ser favorables o desfavorables. Te lo explico como que tu mente y tus emociones están en armonía o desarmonía depende del aspecto que tenga el planeta que representa tus emociones (la Luna) y el representante de tu mente (Mercurio).
La Astrología no es sencilla pero si muy sabia y maravillosa. Se debe tener cariño por esta ciencia para aprenderla y ejercerla… No crean que siendo astrólogos van a tener un conocimiento de los acontecimientos futuros, eso es de chantas. Podemos adelantar los procesos que nos tocará vivir pero como los viviremos eso siempre seguirá siendo un misterio… 


La Carta Astral es un instrumento para conocernos y descubrir nuestros talentos, las herramientas que nos han sido dadas para desarrollarnos en esta vida. Es muy bueno encontrarnos de frente con aquello que somos esencialmente observando nuestro mapa natal y una experiencia inolvidable y por cierto muy recomendable para todos.

Me®

martes, 2 de junio de 2009

Ser agradecido con todo...

En una ocasión un hombre vino a Buda y le escupió la cara, sus discípulos, por supuesto, estaban enfurecidos. Ananda el discípulo más cercano, dirigiéndose a Buda dijo: ¡Esto pasa de la raya! Y estaba rojo de irá y prosiguió: ¡Dame permiso, para que le enseñe a éste hombre lo que acaba de hacer! Buda se limpió la cara y dijo al hombre: GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS.
Has creado, una situación, un contexto, en el que he podido comprobar sí todavía puede invadirme la irá o no, y no puede, y te estoy tremendamente agradecido; y también has creado un contexto para mis discípulos, principalmente para Ananda mi discípulo más cercano.
Esto le permite ver que todavía puede invadirle la irá ¡Muchas gracias! ¡Te estamos muy agradecidos! Y siempre estás invitado a venir. Por favor, siempre que sientas el imperioso deseo de escupirle a alguien puedes venir con nosotros. Fue una conmoción tal para aquel hombre... No podía dar crédito a sus oídos, no podía creer lo que estaba sucediendo, había venido a provocar la ira de Buda, y había fracasado.
Aquella noche no pudo dormir, estuvo dando vueltas en la cama, los pensamientos le perseguían continuamente: El escupir a Buda una de las cosas más insultantes y el que él permaneciese tan sereno tan en calma como lo había estado antes, como sí no hubiese pasado nada... El que Buda se limpiase la cara y dijera: GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS, cuando sientas ganas de escupir a alguien, por favor ven a nosotros, se acordaba una y otra vez...
Cuando Buda le dio las gracias, no fue una formalidad le estaba verdaderamente agradecido, todo su ser, le decía que estaba agradecido, Buda desprendía una atmósfera de agradecimiento.
A la mañana siguiente muy temprano, volvió precipitado, se postró a los pies de Buda y dijo: Por favor perdóname no he podido dormir en toda la noche. Buda respondió, no tiene la menor importancia no pidas perdón por algo que ya no tiene existencia. ¡Ha pasado tanta agua por el río Ganges! Mira ¡Discurre tanta agua a cada momento! Han pasado 24 horas, por qué cargas con algo que ya no existe, ¡no pienses más en ello¡
Y además, yo no te puedo perdonar, porque en primer lugar nunca llegué a enojarme contigo, si me hubiera enojado te podría perdonar, guarda la experiencia y aprende profundamente de estos hechos y del agradecimiento.
Sé agradecido con todos, AGRADECE, AGRADECE, AGRADECE con aquellos que te han ayudado, con aquellos que te han puesto obstáculos, ellos son verdaderos maestros, todo lo que te disgusta refleja, tu EGO... Todos los que han sido indiferentes contigo. Sé agradecido con todos, porque todos juntos están creando el contexto en el que nacen los Budas, en el que tú puedes convertirte en Buda.
El mundo está contribuyendo a crear la situación para que tú te transformes: tus amigos, tus enemigos, la buena y la mala gente, las circunstancias desfavorables o favorables ... Todo este Tao (camino o enseñanza) está creando el contexto en el que puedes iluminarte y convertirte en un BUDA. Sé agradecido con todo...

Tomado de la red

Déjanos tu huella...